domingo, 8 de noviembre de 2015

El Papa habla claramente sobre el robo de documentos: «este triste hecho no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante»


Francisco ha tomado la batuta y como un padre que explica el estado de las cosas a sus hijos, a hablado en el escenario menos esperado -durante el Ángelus en la plaza de san Pedro el domingo 8 de noviembre- sobre el escándalo del robo, filtración y publicación de documentos reservados. Anteriormente el portavoz oficial del Vaticano había dado una explicación (Sobre la sustracción y publicación de documentos privados del Papa: comunicado del Vaticano) pero ahora ha sido el mismo Papa quien ha dicho lo siguiente (la traducción al español del original en italiano es mía):

***
Querido hermanos y hermanas,

sé que muchos de ustedes han quedado turbados por las noticias que han circulado en los días pasados a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que han sido sustraídos y publicados.

Por esto quiero decir ante todo que robar esos documentos es un reato. Es un acto deplorable que no ayuda. Yo mismo pedí que se hiciera ese estudio y mis colaboradores y yo ya conocíamos bien esos documentos, y han sido tomadas las medidas que han comenzado a dar frutos, algunos también visiblemente.

Por eso quiero asegurarles que «este triste hecho no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante» con mis colaboradores y con el sostén de todos ustedes. Sí, con el sostén de toda la Iglesia, porque la Iglesia se renueva con la oración y con la santidad cotidiana de todo bautizado.

Entonces les agradezco y les pido continuar rezando por el Papa y por la Iglesia, sin dejarse turbar pero yendo adelante con fe y esperanza.