viernes, 29 de mayo de 2015

El jet privado del Papa (según el presidente turco)

En noviembre de 2014 el Papa Francisco visitó Turquía, un país mayoritariamente musulmán. El presidente Erdogan le recibió con honores y el Papa agradeció la acogida ponderando ante los periodistas, durante el vuelo de regreso a Roma, lo mucho que hacía el gobierno turco por cuanto toca a la acogida de los desplazados por causas del terrorismo de cariz islámico. Las relaciones, sin embargo, se desgastaron cuando el Papa Francisco celebró la misa en abril de 2015 en ocasión del 100 aniversario del genocidio armenio. Durante la misa no dudo en llamar precisamente «genocidio» a lo que genocidio fue. Y como los turcos fueron los perpetradores y no lo reconocen como tal, el gobierno turco alzó la voz, mandó llamar al nuncio del Papa en Turquía y pobló la prensa con declaraciones descalificatorias contra el Papa Francisco.

En junio de 2015 hay elecciones políticas en Turquía y, como en otros muchas democracias del mundo, los políticos están bajo la lupa de la prensa. Gracias a esa lupa ha salido a relucir que el gobierno del presidente Erdogan ha financiado o quiere financiar un jet privado y un cohce de lujo para el responsable de la oficina de asuntos religiosos turco (técnicamente llamada Diyanet), Mehmet Görmez. Esa oficina tiene una importancia especial en el bloque de ministerios del gobierno, tal vez como en ningún otro país del mundo. Como la sociedad se le ha echado encima, Erdogan ha querido justificar el hecho diciendo que también el Papa posee un jet privado para sus viajes.

La afirmación de un presidente en torno a algo absolutamente falso (el Papa suele viajar en líneas aéreas que le facilitan el transporte… lo hacen gratuitamente pero es comprensible: ganan visibilidad que en términos de marketing se traduce en publicidad. En la mayoría de los casos, cuando el Papa sale de Italia, vuela en Alitalia, por ejemplo, pero no tiene jet ni tampoco helicóptero privado) denota mucho más que cierta irresponsabilidad. En la declaración parece merodear un intento de ampararse bajo la autoridad moral de alguien que sí la posee para justificar lo que de otro modo no quedaría justificado ante la opinión pública. Contrastantemente no fue el mismo principio que rigió en el tema del genocidio armenio.

jueves, 21 de mayo de 2015

The Young Pope: tv estadounidense lanza serie sobre un Papa americano


En el contexto del Festival Internacional de Cine de Cannes 2015, el director Paolo Sorrentino anunció que en el verano de 2015 iniciarán las grabaciones de una serie dedicada a la figura del Papa. El nombre de la serie es The Young Pope, el protagonista es Jude Law y será grabada completamente en Italia pero con miras a proyectarse en la televisión estadounidense.

La serie contará con apenas ocho capítulos y en ella el actor británico que hará las veces del Papa -un papa americano de nombre Belardo- podrá lucirse en la interpretación de un pontífice arraigado en el conservadurismo de la fe (según el escritor de la serie, Tony Grisoni, en declaraciones a la revista Variety) y, a la vez, en el ir a la vanguardia en la promoción y defensa de los más pobres. 

miércoles, 13 de mayo de 2015

Raúl Castro visita al Papa: y la atención gira de lo político a lo espiritual


Raúl Castro, el presidente de la isla de Cuba, fue recibido en audiencia privada por el Papa Francisco la mañana del domingo 10 de mayo de 2015. Es más bien excepcional que el Pontífice lo haya recibido en audiencia ese día pues los domingo simplemente no despacha. Pero con Raúl, el hermano de Fidel Castro, se rompió "una regla diplomática" más.

Es sabido el papel que el Papa Francisco jugó para el restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba, un rol decisivo reconocido tanto por el presidente Obama como por el mismo Raúl Castro. Se trata de una acción en ámbito político que, sin embargo, la prensa mundial dejó en un segundo plano.

Era de esperarse que los medios de comunicación dedicarían amplios espacios al encuentro entre Castro y Papa Bergoglio (prácticamente todas las primeras planas de los diarios más importantes del mundo lo hicieron). Lo que no era de esperar era el acento con el que se destacaron las notas: uno más bien de corte religioso.


En términos generales la nota la dio esa declaración realizada por el mismo Raúl Castro en la rueda de prensa posterior al encuentro con el primer ministro italiano, Matteo Renzi: "si el Papa sigue hablando como lo hace, tarde o temprano voy a empezar a rezar de nuevo y volveré a la Iglesia católica, y no estoy bromeando" (cf. Raúl Castro se reúne con el Papa y dice que podría volver a la Iglesia, Reuters, 11.05.2015).

No deja de resultar llamativo, por un lado, el impacto que las palabras del Papa están teniendo también en la vida personal de los mandatarios del mundo (en este caso un comunista); por otro, la atención que ese impacto merece en la prensa, aun a costa de no ser el tema principal. Aunque tanto Fidel como Raúl fueron bautizados católicos, tras la revolución comunista en Cuba se afiliaron al ateísmo de Estado que fue la línea seguida en los países que dominaba el sistema comunista. Todavía hoy hay restricciones de libertad religiosa en la isla por lo que una consecuencia concreta de este giro en la vida de Raúl Castro podría ser una mayor apertura en este campo.

A continuación algunos reportes televisivos de agencias:

Rome Reports News Agency:



De la francesa AFP lo destacaba así:



De la alemana Deutsche Welle:



De "El Heraldo":