domingo, 8 de noviembre de 2015

Que la Iglesia venda sus tesoros: la habitual interrogante ahora resuelta por el Papa en una entrevista


Esta vez ha tocado el turno a una publicación holandesa: Straatnieuws. La entrevista fue realizada en el Vaticano el pasado 27 de octubre por un sin techo y algunos periodistas de la publicación. A continuación la entrevista traducida al español con la respuesta del Papa a la interrogante indirecta sobre las "riquezas" de la Iglesia.

***

Nuestras entrevistas empiezan siempre con una pregunta sobre la calle en la que ha crecido el entrevistado. Usted, Santo Padre, ¿qué recuerda de aquella calle?, ¿qué imágenes le vienen a la cabeza pensando en las calles de su infancia?

Papa Francisco: Desde cuando tenía un año hasta el momento en que entré al seminario he vivido en la misma calle. Era un barrio simple de Buenos Aires, todas las casas bajas. Había una plaza pequeña, donde nosotros jugábamos a fútbol. Me acuerdo que escapaba de casa e iba a jugar al fútbol con los niños después de la escuela. Entonces mi papá trabajaba en una fábrica que estaba a cien metros. Era el contable. Y los abuelos vivían a cincuenta metros. Todo a pocos pasos el uno del otro. Me acuerdo también de los nombres de la gente. De sacerdote fui a dar los sacramentos, el último consuelo a muchos que me llamaban e iba porque les quería mucho. Estos son mis recuerdos espontáneos.

¿Usted jugaba también al fútbol?

Papa Francisco: Sí

¿Era bueno?

Papa Francisco: No. En Buenos Aires a aquellos que jugaban al fútbol como yo les llamaban ‘pata dura’. Que quiere decir tener dos piernas izquierdas. Pero jugaba, fui el portero muchas veces.

¿Cómo nació su compromiso personal por los pobres?

Papa Francisco: Sí, me vienen muchos recuerdos a la mente. Me sorprendió mucho una señora que venía a casa tres veces a la semana para ayudar a mi madre. Por ejemplo, ayudaba a lavar la ropa. Ella tenía dos hijos. Eran italianos, sicilianos, y vivieron la guerra, eran muy pobres, pero muy buenos. Y de esa mujer he mantenido siempre el recuerdo. Su pobreza me sorprendía. Nosotros no éramos ricos, llegábamos a final de mes con normalidad, pero no nos sobraba. No teníamos un carro, no nos íbamos de vacaciones y esas cosas. Pero a ella le faltaban muchas cosas necesarias. Nosotros teníamos bastante y mi mamá le daba las cosas. Después ella regreso a Italia y después volvió a Argentina. Yo la encontré cuando era Arzobispo de Buenos Aires, tenía 90 años. La acompañé hasta la muerte a los 93 años. Un día ella me dio una medalla del Sagrado Corazón de Jesús que llevo todavía cada día conmigo. Esta medalla –que es también un recuerdo- me hace mucho bien. ¿Quiere verla? (el Papa enseña la medalla). Así pienso en ella todos los días y cuánto ha sufrido por la pobreza. Y pienso en todos los otros que han sufrido. La llevo y la rezo…

¿Cuál es el mensaje de la Iglesia para los sin techo? ¿Qué significa la solidaridad cristiana en concreto para ellos?

Papa Francisco: Me vienen dos cosas a la cabeza. Jesús ha venido al mundo sin un techo y se ha hecho pobre. Entonces la Iglesia quiere abrazar a todos y decir que es un derecho tener un techo. En los movimientos populares se trabaja con tres ‘t’ españolas: trabajo, techo y tierra. La Iglesia predica que toda persona tiene el derecho a estas tres ‘t’.

Usted pide a menudo atención para los pobres y los refugiados. ¿No teme que de este modo se pueda generar una forma de agotamiento en los medios de comunicación y en la sociedad general?

Papa Francisco: A todos nos viene la tentación –cuando se trata de un tema que no es bonito, porque es feo hablar– de decir: ‘Bueno, terminemos: esto ‘quema’ demasiado’. Yo siento que existe el agotamiento, pero no le tengo miedo. Debo continuar hablando de la verdad y de cómo son las cosas.

¿Es su deber?

Papa Francisco: Sí, es mi deber. Lo siento dentro de mí. No es un mandamiento, pero como personas todos tenemos que hacerlo.

¿No teme que su defensa de la solidaridad y de la ayuda por los sintecho y otros pobres pueda ser utilizada políticamente? ¿Cómo debe hablar la Iglesia para ser influyente y al mismo tiempo permanecer fuera de los planteamientos políticos?

Papa Francisco: Hay caminos que llevan a equívocos en este punto. Querría subrayar dos tentaciones. La Iglesia debe hablar con la verdad y también con el testimonio: el testimonio de la pobreza. Si un creyente habla de la pobreza o de los sintecho y lleva una vida de faraón… esto no se puede hacer. Esta es la primera tentación. La otra tentación es firmar acuerdos con los gobiernos. Se pueden hacer acuerdos, pero deben ser acuerdos claros, acuerdos transparentes. Por ejemplo: nosotros gestionamos este ‘palacio’ (la Casa Santa Marta), pero las cuentas están todas controladas, para evitar la corrupción. Porque existe siempre la corrupción en la vida pública. Sea política o religiosa. Yo recuerdo que una vez con mucho dolor he visto –cuando Argentina bajo el régimen de los militares entró en guerra con Gran Bretaña por las Islas Malvinas– que la gente daba cosas, y he visto cómo muchas personas, también católicos, que eran encargados de distribuirlas, se las llevaban a casa. Existe siempre el peligro de la corrupción. Una vez hice una pregunta a un ministro de Argentina, un hombre honesto. Uno que dejó el encargo porque no podía estar de acuerdo con algunas cosas un poco oscuras. Le hice una pregunta: Cuándo ustedes envían ayuda, sea comida, sea ropa, sea dinero, a los pobres o a los indigentes: de aquello que envían, ¿cuánto llega allí, sea en dinero o en gastos? Me dijo: ‘el 35 por ciento’. Esto significa que el 65 por ciento se pierde. Es la corrupción: una parte para mí, otra parte para mí.


¿Usted cree que hasta ahora en su pontificado ha podido obtener un cambio de pensamiento, por ejemplo en la política?

Papa Francisco: No sabría qué decir. No lo sé. Sé que alguno ha dicho que yo soy comunista. Pero es una categoría un poco anticuada. Quizás hoy se usan otras palabras para decir esto...

Marxista, socialista…

Papa Francisco: Han dicho todo esto.

Los sintecho tienen problemas económicos, pero cultivan la propia libertad. El Papa no tiene ninguna necesidad material, pero es considerado por algunos como un prisionero en el Vaticano. ¿No siente nunca el deseo de meterse en la piel de un sintecho?

Papa Francisco: Me acuerdo del libro de Mark Twain ‘El Príncipe y el pobre’. Cuando uno puede comer todos los días, tiene ropa, tiene una cama para dormir, tiene un escritorio para trabajar y no le falta nada. Tiene también amigos. Pero este príncipe de Mark Twain vive en una jaula de oro.

¿Se siente libre aquí en el Vaticano?

Papa Francisco: Dos días después de ser elegido Papa fui, como se dice de manera oficial, a tomar posesión del apartamento papal en el Palacio Apostólico. No es un apartamento lujoso. Pero es largo, es grande… Después de haber visto este apartamento me pareció un embudo del revés, es decir, grande pero con una puerta pequeña. Esto significa estar asilado. Yo pensé: ‘no puedo vivir aquí simplemente por motivos mentales. Me haría mal’. Al inicio parecía una cosa extraña, pero pedí quedarme aquí, en Santa Marta. Y esto me hace bien porque me siento libre. Almuerzo en el comedor donde comen todos. Y cuando llego antes como con los empleados. Encuentro gente, la saludo y esto hace que la jaula de oro no sea tanto una jaula. Pero me falta la calle.

Santo Padre, Marc quiere invitarle a ir a comer una pizza con nosotros.¿Qué piensa?

Papa Francisco: Me gustaría, pero no lograremos hacerlo. Porque en el momento en que salga de aquí vendrá la gente a mí. Cuando fui a cambiar los cristales de mis gafas a la ciudad eran las siete de la tarde. No hay mucha gente en la calle. Me han llevado al óptico y he salido del carro y allí había una mujer que me ha visto y ha gritado: ‘¡Aquí está el Papa!’ Y después yo estaba dentro y fuera toda la gente…

¿Le falta el contacto con la gente?

Papa Francisco: No me falta porque la gente viene aquí. Cada miércoles voy a la Plaza para la Audiencia General, alguna vez voy a alguna parroquia: estoy en contacto con la gente. Por ejemplo ayer (26 de octubre) han venido más de 50.000 gitanos al Aula Pablo VI.

Se ve que usted disfruta de este recorrido por la Plaza durante la Audiencia General…

Papa Francisco: Es verdad. Sí, es verdad.

Su homónimo San Francisco eligió la pobreza radical y vendió también su evangeliario. En cuanto Papa y Obispo de Roma, ¿se siente alguna vez bajo presión por vender los tesoros de la Iglesia?

Papa Francisco: Esta es una pregunta fácil. No son los tesoros de la Iglesia, sino que son los tesoros de la humanidad. Por ejemplo, si yo mañana digo que La Piedad de Miguel Ángel sea subastada no se podría hacer porque no es propiedad de la Iglesia. Está en una iglesia, pero es de la humanidad. Esto vale para todos los tesoros de la Iglesia. Pero hemos comenzado a vender los regalos y otras cosas que me dan. Y los beneficios de las ventas van a Mons. Krajewski, que es mi limosnero. Y después está la lotería. Estaban los carros que han sido todos vendidos o dados a través de una lotería y lo recaudado se ha usado para los pobres. Hay cosas que se pueden vender y estas se venden.

¿Se da cuenta de que la riqueza de la Iglesia puede crear este tipo de expectativas?

Papa Francisco: Sí, si hacemos un catálogo de bienes de la Iglesia se piensa: ‘la Iglesia es muy rica’. Pero cuando se firmó el Concordato con Italia en 1929 sobre la ‘Questione Romana’ (el asunto romano), el gobierno italiano de aquel tiempo ofreció a la Iglesia un gran parque en Roma. El Papa de entonces, Pío XI, dijo: ‘no, querría sólo medio kilómetro cuadrado para garantizar la independencia de la Iglesia’. Este principio vale todavía. Sí, los bienes inmobiliarios de la Iglesia son muchos, pero los usamos para mantener las estructuras de la Iglesia y para mantener muchas obras que se hacen en los países necesitados: hospitales, escuelas. Ayer por ejemplo he pedido enviar al Congo 50.000 euros para construir tres escuelas en países pobres, la educación es una cosa importante para los niños. Fui a la administración competente, hice esta petición y el dinero ha sido enviado.

Hablemos de Holanda. ¿Usted ha estado alguna vez en nuestro país?

Papa Francisco: Sí, una vez cuando fui superior provincial de los jesuitas de Argentina. Estaba de paso en el transcurso de un viaje. Estuve en Wijchen, porque allí tenían el noviciado, y estuve también en Ámsterdam un día y medio, donde visité una casa de los jesuitas. De la vida cultural no vi nada porque no tuve tiempo.

Por eso podría ser una buena idea si los sintecho de Holanda le invitasen a una visita a nuestro país. ¿Qué piensa, Santo Padre?

Papa Francisco: Las puertas no están cerradas a esta posibilidad.

Así, cuando haya una petición como esta, ¿usted la tomará en consideración?

Papa Francisco: La considero. Y ahora que Holanda tiene una reina argentina (ríe), a lo mejor.

¿Tiene quizás un mensaje especial para los sintecho de nuestro país?

Papa Francisco: No conozco bien las particularidades de los sintecho de Holanda. Querría decir que Holanda es un país desarrollado con muchas posibilidades. Yo pediría a los sintecho holandeses continuar luchando por las tres ‘t’.


Al final, también Marc hace algunas preguntas. Quiere saber, entre otras cosas, si el Papa de pequeño soñaba ya con ser Papa. El Santo Padre responde con un resuelto ‘No’. 

Papa Francisco: Pero haré una confidencia. Cuando era pequeño no existían los negocios donde se vendían las cosas. En lugar de ellos existía el mercado donde se encontraba el carnicero, el frutero, etc. Yo iba con mi madre y mi abuela para hacer la compra. Era pequeñito, tenía cuatro años. Y una vez me preguntaron: ‘¿Qué te gustaría ser de mayor?’ Y dije: ‘¡Carnicero!’.

Para muchos hasta el 13 de marzo de 2013 (día en que fue elegido Papa) usted era un desconocido. De un momento a otro se convirtió en famoso en todo el mundo. ¿Cómo vivió esta experiencia?

Papa Francisco: Llegó y no lo esperaba. No perdí la paz. Y esto es una gracia de Dios. No pienso tanto en el hecho de que soy famoso. Me digo a mí mismo: ‘ahora tengo un puesto importante, pero en diez años ninguno me conocerá más’ (se ríe). Sabe, hay dos tipos de fama: la fama de los ‘grandes’ que han hecho grandes cosas, como Madame Curie (una famosa física, matemática y química polaca), y la fama de los vanidosos. Esta última fama es como una pompa de jabón.

Usted dice ‘ahora estoy aquí y debo hacer lo mejor’ y ¿continuará este trabajo hasta cuando no esté en condiciones?

Papa Francisco: Si

Santo Padre, ¿se puede imaginar un mundo sin pobres?

Papa Francisco: Yo querría un mundo sin pobres. Debemos luchar por esto. Pero yo soy un creyente y sé que el pecado está siempre dentro de nosotros. Y la codicia humana existe siempre, la falta de solidaridad, el egoísmo que crea los pobres. Por eso me parece un poco difícil imaginar un mundo sin pobres. Si usted piensa en los niños explotados por el trabajo esclavo, o en los niños explotados por abuso sexual. Y otra forma de explotación: asesinar a los niños para sacarles los órganos, el tráfico de órganos. Asesinar a los niños para quitarles los órganos es codicia. Por eso no sé si lograremos este mundo sin pobres, porque el pecado existe siempre y nos lleva al egoísmo. Pero debemos luchar, siempre, siempre.

Traducción de Alvaro de Juana para la Agencia Católica de Informaciones.

El Papa habla claramente sobre el robo de documentos: «este triste hecho no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante»


Francisco ha tomado la batuta y como un padre que explica el estado de las cosas a sus hijos, a hablado en el escenario menos esperado -durante el Ángelus en la plaza de san Pedro el domingo 8 de noviembre- sobre el escándalo del robo, filtración y publicación de documentos reservados. Anteriormente el portavoz oficial del Vaticano había dado una explicación (Sobre la sustracción y publicación de documentos privados del Papa: comunicado del Vaticano) pero ahora ha sido el mismo Papa quien ha dicho lo siguiente (la traducción al español del original en italiano es mía):

***
Querido hermanos y hermanas,

sé que muchos de ustedes han quedado turbados por las noticias que han circulado en los días pasados a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que han sido sustraídos y publicados.

Por esto quiero decir ante todo que robar esos documentos es un reato. Es un acto deplorable que no ayuda. Yo mismo pedí que se hiciera ese estudio y mis colaboradores y yo ya conocíamos bien esos documentos, y han sido tomadas las medidas que han comenzado a dar frutos, algunos también visiblemente.

Por eso quiero asegurarles que «este triste hecho no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante» con mis colaboradores y con el sostén de todos ustedes. Sí, con el sostén de toda la Iglesia, porque la Iglesia se renueva con la oración y con la santidad cotidiana de todo bautizado.

Entonces les agradezco y les pido continuar rezando por el Papa y por la Iglesia, sin dejarse turbar pero yendo adelante con fe y esperanza.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Papa Francisco: el cuarto hombre "más poderoso" del mundo según la revista Forbes en su edición de 2015



En 2013 el Papa Francisco entró por vez primera a la lista posicionándose en el cuarto lugar. En 2014 repitió en la misma posición y para 2015 vuelve a consolidarse en el mismo puesto. En 2014, un par de meses antes de aparecer por segundo año en la lista de Forbes, la reputada publicación le dedicó su portada.

En la edición 2015 del The World´s Most Powerful People el top ten de la lista es el siguiente:

1. Vladimir Putin
2. Angela Merkel
3. Barack Obama
4. Papa Francisco
5. Xi Pinjing
6. Bill Gates
7. Janet Yellen
8. David Cameron
9. Narendra Modi
10. Larry Page

El segundo latino mejor colocado en la lista es el mexicano Carlos Slim (posición 15), seguido de Dilma Rousseff (posición 37) y Enrique Peña Nieto (posición 52). Aunque la naturaleza del artículo es distinta y la publicación se especializa en otros temas, la edición americana de National Geographic ha dado la portada de diciembre de 2015 a la Virgen María llamándola "la mujer más poderosa del mundo".

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Sobre la sustracción y publicación de documentos privados del Papa: comunicado del Vaticano


Sobre el nuevo robo, filtración y publicación de documentos reservados en el Vaticano ya hemos hablado, ofreciendo el contexto necesario para la comprensión de los hechos, en un post en otro blog (véase Roban información al Papa y la convierten en libro: personas en la cárcel del Vaticano y el segundo Vatileaks de un Papa). En esta ocasión sólo deseo publicar el comunicado de la Santa Sede en relación a estos deplorables hechos.

***

La publicación de dos libros que tratan de las instituciones y las actividades económicas y financieras del Vaticano es objeto de curiosidad y de muchos comentarios. Hacemos algunas observaciones.

Como es sabido, buena parte de lo que se ha publicado es el resultado de una divulgación de noticias y documentos, de por sí reservados y por lo tanto ilegal, que por ese motivo, es perseguida penalmente según la decisión de las autoridades competentes del Vaticano. Pero en este momento, no este nuestro argumento, dado que ya es objeto de tanta atención. Lo que ahora nos interesa es más bien reflexionar sobre el contenido de lo divulgado. Se puede decir que por la mayor parte se trata de información ya conocida, aunque a menudo con menos amplitud y detalle, pero sobre todo hay que señalar que la documentación publicada está relacionada en gran parte con la notable recopilación de datos e informaciones puesta en marcha por el Santo Padre en persona para llevar a cabo un análisis y una reflexión acerca de la reforma y la mejora de la situación administrativa del Vaticano y la Santa Sede.

La COSEA (Comisión Referente de Estudio y Guía sobre la Organización de las Estructuras Económico-administrativas de la Santa Sede) de cuyo archivo procede gran parte de la información publicada, fue instituida por el Papa el 18 de julio 2013 para ese fin y disuelta tras el cumplimiento de su encargo.

Por lo tanto, no se trata, en su origen de informaciones obtenidas contra la voluntad del Papa o de los responsables de las distintas instituciones sino, en general, de información obtenida o suministrada con la colaboración de esas mismas instituciones, con el fin de cooperar en un objetivo positivo y común.

Naturalmente, una gran cantidad de información de esta naturaleza debe ser estudiada, entendida e interpretada con cuidado, equilibrio y atención. A menudo, partiendo de los mismos datos, son posibles lecturas diferentes.

Un ejemplo es la situación de la Caja de Pensiones, que ha merecido, en tiempos sucesivos, diversas evaluaciones, desde las que hablan con preocupación de un gran "agujero", a las que proporcionan una lectura tranquilizadora (como resultaba de los Comunicados oficiales publicados con autoridad a través de la Oficina de Prensa de la Santa Sede). Como es obvio también nos encontramos con la cuestión de los fines y el uso de los bienes que pertenecen a la Santa Sede. Bienes que, analizados en conjunto, parecen ingentes, cuando en realidad tienen el fin de sostener a lo largo del tiempo amplísimas actividades de servicio cuya gestión corre a cargo de la Santa Sede o instituciones con ella relacionadas, tanto en Roma como en las diversas partes del mundo.

El origen de la propiedad de estos bienes es diverso y desde hace tiempo están también disponibles varias herramientas para conocer su historia y su evolución (por ejemplo, estaría bien informarse acerca de los acuerdos económicos entre Italia y la Santa Sede en el marco de los Pactos Lateranenses y de la labor de establecimiento de una administración eficaz, desarrollada por Pío XI con la ayuda de óptimos y expertos colaboradores; una labor reconocida comúnmente como acertada y con visión de futuro, incluso en los aspectos sobre las inversiones en el extranjero y no sólo en Roma o en Italia).

Con respecto al Óbolo de San Pedro, es necesario tener en cuenta que sus usos son diferentes, dependiendo también de las situaciones, a juicio del Santo Padre, a las que se da la ofrenda, con la confianza de los fieles que sostienen su ministerio. Las obras de caridad del Papa para los pobres son indudablemente una de los más importantes, pero desde luego los fieles no tienen la intención de excluir que el Papa pueda evaluar por sí mismo las situaciones de emergencia y el modo de responder a ellas a la luz de su servicio para el bien de la Iglesia universal . El servicio del Papa incluye también la Curia Romana - como instrumento de su servicio -, sus iniciativas fuera de la diócesis de Roma, la comunicación de su magisterio a los fieles en las diversas partes del mundo, incluidas las más pobres y distantes, el apoyo a 180 misiones diplomáticas pontificias en todo el mundo, que sirven a las Iglesias locales e intervienen como agentes principales para distribuir la caridad del Papa en los distintos países, además de como representantes del Santo Padre en los gobiernos locales. La historia del Óbolo demuestra todo ello con claridad.

En el curso del tiempo estos temas retornan periódicamente, pero son siempre motivo de curiosidad o de polémicas. Habria que tener la seriedad de profundizar en las situaciones y los problemas específicos, para reconocer lo mucho (más de lo que generalmente se diga y silenciado sistemáticamente en la clase de publicaciones de las que estamos hablando) que es completamente justificado y normal y bien administrado (comprendido el pago de los debidos impuestos) y distinguir donde hay problemas que deben corregirse, oscuridades que deben iluminarse, verdaderas irregularidades o ilegalidades que deben eliminarse.

Precisamente a esto está encaminado el trabajo fatigoso y complejo comenzado por impulso del Papa con la institución de COSEA, que ha cumplido desde hace tiempo su tarea, y con las decisiones e iniciativas que están todavía en fase de desarrollo e implementación (y que al menos, por una parte, son fruto de las sugerencias de la COSEA al final de su labor). La reorganización de los dicasterios económicos, el nombramiento del Auditor General, el buen funcionamiento de las instituciones competentes para el control de las actividades económicas y financieras, etc., son una realidad objetiva e incontrovertible.

La publicación a granel de una gran cantidad de información diferente, en gran parte vinculada a una fase de la tarea ya superada, sin la posibilidad necesaria de profundización y evaluación objetiva vez alcanza, en cambio, el resultado - por desgracia en buena parte deseado - de crear la impresión de lo contrario, de un reinado permanente de la confusión, de la falta de transparencia, cuando no de la búsqueda de intereses individuales o incorrectos.

Por supuesto, así no se reconoce en absoluto el valor y el esfuerzo con los que el Papa y sus colaboradores han enfrentado y siguen enfrentando el reto de mejorar el uso de los bienes temporales al servicio de los espirituales. Sin embargo, esto es lo que debería ser más apreciado y alentado en un trabajo correcto de información para responder adecuadamente a las expectativas de la opinión pública y las exigencias de la verdad. El camino de la buena administración, de la corrección y la transparencia, continua y progresa sin incertidumbre. Esta es, evidentemente, la voluntad de Francisco y desde luego no faltan en el Vaticano los que colaboran con ella con plena lealtad y con todas sus fuerzas''

jueves, 22 de octubre de 2015

El Papa y los extraterrestres: Francisco en entrevista a periódico francés


Caroline Pigozzi, vaticanista del periódico francés Paris Match, realizó una entrevista al Papa Francisco. Traemos aquí la traducción al español de la entrevista (con la introducción de la misma Caroline) publicada originalmente en francés. En esta entrevista el Papa Francisco toca temas tan diversificados que van desde el estado actual de la Iglesia católica hasta la existencia de la vida extraterrestre.

***

El Papa: «Soy consciente de que la voz de la Iglesia es a veces la voz que grita en el desierto»

Las campanas dan las doce. En menos de media hora, el Papa Francisco, que se encuentra en el Sínodo sobre la Familia en un edificio cercano, debe volver a Santa Marta, la residencia de los cardenales y altos prelados situada en el corazón del Vaticano, donde vive a la sombra de San Pedro. Es allí donde ha concertado nuestra entrevista, en su casa. Una residencia moderna, sin un estilo determinado, en donde decidió vivir nada más ser elegido, para no sentirse encerrado en el solemne y grandioso palacio apostólico. Cuatro piezas funcionales, de sobria decoración, donde no corre el riesgo de cruzarse, como él mismo dice, con hermanas de «cara avinagrada».

El severo gendarme pontificio, apostado en una garita estratégica, comprueba la identidad del equipo de «Paris Match» y hace una rápida llamada telefónica para asegurarse de que estamos inscritos en el orden del día del Santo Padre, porque aquí no se entra sin permiso. «Tutto a posto», todo en orden. Algunas distinguidas eminencias rondan por la entrada de mármol, acechando febrilmente la llegada del Sumo Pontífice, mientras que su amigo, el cardenal de Honduras Óscar Andrés Maradiaga, se aleja a pie. No he dormido en toda la noche. Desde el día anterior se rumorea que esta mañana (la del 9 de octubre), a las 11, le van a conceder el premio Nobel de la Paz al Papa. Sería una razón válida para aplazar nuestra entrevista a otro día, pero no nos van a robar este «bendito» momento tan esperado. 

El carácter indomable de Jorge Mario Bergoglio se refleja principalmente en esta libertad de decidir él mismo su agenda privada, al margen de las estructuras oficiales. ¡Es mi oportunidad! Empiezo mentalmente la cuenta atrás. Al salir del Sínodo a primera hora de la mañana, pude observar que muchos participantes ya esperaban al Santo Padre. Pero, ¡sorpresa!, en ese momento veo avanzar a lo lejos una silueta blanca. El Papa Francisco está solo, sin gendarme, sin secretario particular ni guardia suizo, y cuando entra en el silencioso vestíbulo de Santa Marta, todas las miradas se clavan en él. El elegante y discreto personal vestido de oscuro permanece a distancia, pero cuando aparece el Sumo Pontífice, aunque lo ven a diario, es como si la tierra dejara de girar. 

Lleva un expediente bajo el brazo y se dirige hacia mí sonriendo. Vamos vestidos de oscuro, como dictan las normas. Sin embargo, con Francisco, que ha querido un protocolo menos estricto, no hay que agacharse para besar el anillo papal. Nos inclinamos haciendo un ligero gesto con la cabeza. Afable, el Santo Padre pronuncia algunas palabras en francés y nos invita a seguirle a un pequeño salón que da a un jardín interior. Una pieza bañada por una luz suave, casi íntima, con algunos cuadros en las paredes, paisajes y un retrato de Juan Pablo II, una virgen de madera y una bonita mesa piamontesa del siglo XVIII. No se le escapa nada. Observa las cuatro grabadoras pasadas de moda que acabo de poner sobre la mesa, porque tengo demasiado miedo a perderme una sola palabra de esta extraordinaria entrevista, así como los objetivos que el fotógrafo ha dejado en el suelo. «Santidad, ¿empezamos por la entrevista, el regalo o las fotos?». 

Veo entonces que mira furtivamente en dirección al cuadro de Santa Teresa del Niño Jesús, la santa a la que él llama «Teresina» y a la que pide gracias con frecuencia. «Santidad, encontré este retrato en Normandía, en el convento de unas religiosas que se mudaban». Se ríe, me da las gracias calurosamente y lo deja cerca de la puerta. Después no me puedo resistir a mostrarle un reportaje de seis páginas sobre su viaje a Cuba, pues sigo impresionada por esa inolvidable misa de hace unas semanas en la plaza de la Revolución de La Habana. Tengo una multitud de preguntas. Por supuesto, ya lo había entrevistado rápidamente varias veces en su avión, al volver de Río, Tirana, Estrasburgo, Sarajevo… Pero hasta ahora no había tenido el inusual privilegio de estar sola ante él.

Podemos constatarlo en público, en Roma, durante las audiencias generales de los miércoles y durante los viajes que se transforman siempre en acontecimientos mediáticos: este Papa es carismático; el timbre de su voz es tranquilizador, reconfortante, y su forma de hablar italiano deslizando giros españoles hacen que estos raros momentos sean tan espontáneos como especiales.

Emocionados por tanta sencillez y disponibilidad, casi olvidamos que nos encontramos ante la personalidad más poderosa del mundo, como acaban de calificarlo los periodistas estadounidenses después de su reciente visita histórica a ese país. Hemos pasado con el Papa un momento tan excepcional que parece que no ha transcurrido el tiempo. Por cierto, el Papa, con exquisita delicadeza tampoco miró el reloj.

Este viernes 9 de octubre quedará grabado en mi memoria, igual que el pasado 6 de agosto, cuando el Sumo Pontífice me llamó al móvil. «Hola Caroline». Evidentemente, creí reconocer su acento, mientras me decía a mí misma que estaba soñando. En efecto, era impensable imaginar que tenía a Su Santidad en persona al otro lado del teléfono. Entonces me prometió una entrevista. Por supuesto, no me atrevía a preguntarle cuándo. Siempre hay algo de misterio en el Vaticano. Este tipo de preguntas no se le hacen al hombre más ocupado de la tierra. Desde esa mañana, mi corazón latía muy fuerte. Y un día, todo se aceleró.

El diario español ABC reprodujo en español
la entrevista de Paris Match al Papa.
-Santo Padre, ¿qué tal está?

-Bien, pero ya sabe que los viajes son muy cansados y, en este momento, con el Sínodo de los Obispos, casi no tengo tiempo.

-Precisamente acaba de volver de un largo viaje. ¿Por qué no había ido nunca a Estados Unidos?

-Los viajes que he hecho han estado motivados por reuniones relacionadas con mis anteriores cargos de maestro de novicios, provincial, rector de las facultades de Filosofía y Teología, obispo. Ninguna de estas reuniones (congresos, sínodos…) había tenido lugar en Estados Unidos, razón por la que nunca había tenido ocasión de visitar este país.

-El 18 de octubre, durante el Sínodo de la Familia, canonizará juntos al padre y la madre de Santa Teresa de Lisieux. ¿Por qué ellos?

-Louis y Zélie Martin, los padres de Santa Teresa del Niño Jesús, son una pareja de evangelizadores que durante su vida dieron testimonio de la belleza de la fe en Jesús, dentro y fuera de su casa. Es bien sabido que la familia Martin era hospitalaria, y que abría sus puertas y su corazón. Mientras que en esa época cierta ética burguesa, con la excusa del decoro, despreciaba a los pobres, ellos, junto a sus cinco hijos, consagraron tiempo, energía y dinero a ayudar a los necesitados. Son ciertamente un modelo de santidad y de vida de pareja.

-¿Por qué usted, argentino, es tan devoto de una de las santas francesas más populares?

«No me ocupo de estrategia ni de política internacional. No hay que exagerar el rol del Papa» -Es una de las santas que más nos hablan de la gracia de Dios, de cómo Dios cuida de nosotros, nos lleva de la mano y nos permite escalar fácilmente la montaña de la vida. A condición de que nos abandonemos a Él por completo, de que permitamos que Él nos «transporte». La pequeña Teresa comprendió durante su existencia qué es el amor, el amor reconciliador de Jesús, lo que entusiasma a los miembros de su Iglesia. Eso es lo que me ha enseñado Teresa de Lisieux. Me gustan también sus palabras contra el «espíritu de curiosidad» y los chismes. A menudo le pido, a ella que sencillamente se dejó sostener y transportar por la mano del Señor, que coja de mis manos un problema al que me enfrento, un asunto cuyo desenlace calculo mal, un viaje que debo afrontar. Entonces le imploro que se ocupe de él, que se encargue de él y me envíe como señal una rosa. Por otra parte, muchas veces he recibido alguna…

martes, 13 de octubre de 2015

El Papa, el sínodo y la carta de 13 cardenales

La oficina de prensa de la Santa Sede ha publicado una declaración del portavoz vaticano en relación a la supuesta carta que 13 cardenales habrían enviado al Papa manifestándole algunas perplejidades en torno a la metodología del sínodo y la composición del grupo de personas que redactarían la relación final del sínodo. 

No me detengo más en este asunto debido a que ya dediqué amplio espacio a este asunto:

A continuación la declaración íntegra publicada la mañana del martes 13 de octubre en el Vatican Information Service:
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi SJ, ha precisado cuanto sigue a propósito de la publicación, ayer de una ‘’Carta al Papa de trece cardenales’’.

''Como sabemos al menos cuatro de los Padres Sinodales incluidos en la lista de firmantes lo han desmentido (Angelo Scola, André Vingt-Trois, Mauro Piacenza, Péter Erdő).

El cardenal Pell ha declarado que una carta que se había entregado al Papa era reservada y debía permanecer así y que lo publicado no correspondía, ni en el texto, ni en las firmas, a lo entregado.

Yo añado que, en sustancia, las dificultades expresadas en la carta se habían mencionado el lunes por la tarde en el Aula, como ya dije, si bien no tan amplia y detalladamente. Como sabemos el Secretario General y el Papa respondieron con claridad al día siguiente por la mañana.

Por lo tanto, el que ha difundido, dias después, este texto y esta lista de firmas para que se publicasen ha ocasionado un trastorno no deseado por los firmantes (al menos por algunos de los más autorizados). Es necesario, pues, no dejarse condicionar.

No hay que maravillarse de que se puedan hacer observaciones sobre la metodología del Sínodo, que es nueva. Pero una vez establecida, hay que comprometerse a seguirla de la mejor manera posible. Es lo que está sucediendo. Hay una enorme colaboración para que el camino del Sínodo proceda bien.

Se puede notar, que algunos de los “firmantes” también son Moderadores elegidos por los Círculos y que trabajan intensamente. El clima general de la Asamblea es, sin lugar a dudas, positivo.

El cardenal Napier, por su parte, me ha pedido expresamente que desmintiera cuanto se ha publicado en una entrevista suya (Crux) donde hay una afirmación que no corresponde absolutamente a lo que piensa. Se trata de la siguiente:

“A propósito de la composición de la ‘’Comisión de los 10” para el texto final se ha escrito erróneamente: ‘’…Napier said, adding that he would actually challenge ‘’Pope Francis’ right to choose that’’. El cardenal Napier me ha dicho que lo corriera afirmando precisamente lo contrario, es decir: ‘’…no one challenges Pope Francis’ right to choose that’’.

No tengo que añadir nada más''.

martes, 29 de septiembre de 2015

Francisco, el terremoto que sacude Washington, Nueva York y Filadelfia: video de 4 minutos


El viaje del Papa a los Estados Unidos ha puesto en evidencia una cosa: que se dio el clic entre los americanos y el Santo Padre. Aleteia realizó un video de 4 minutos en el que quedan recogidos los principales momentos del terremoto que sacudió las tres ciudades que visitó el Obispo de Roma pero, a juzgar por la reacción de la prensa de todo el país, no sólo esos lugares.

jueves, 24 de septiembre de 2015

9 contundentes mensajes del Papa en el Congreso de los Estados Unidos


24 de septiembre de 2015: día histórico. Un Papa visita por primera vez el Capitolio de los Estados Unidos y ofrece un contundente mensaje a los líderes políticos del país más influyente del mundo. Más de un congresista dejó ver lágrimas en los ojos. El discurso completo en español ya se puede leer en la web del Vaticano. De todo lo dicho tomamos 9 importantes ideas:

***

1. "Sabemos que en el afán de querer liberarnos del enemigo exterior podemos caer en la tentación de ir alimentando el enemigo interior. Copiar el odio y la violencia del tirano y del asesino es la mejor manera de ocupar su lugar".

2. "Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros".

3. "Trágicamente, los derechos de cuantos vivieron aquí mucho antes que nosotros no siempre fueron respetados. A estos pueblos y a sus naciones, desde el corazón de la democracia norteamericana, deseo reafirmarles mi más alta estima y reconocimiento. Aquellos primeros contactos fueron bastantes convulsos y sangrientos, pero es difícil enjuiciar el pasado con los criterios del presente".


4. "Debemos elegir la posibilidad de vivir ahora en el mundo más noble y justo posible, mientras formamos las nuevas generaciones, con una educación que no puede dar nunca la espalda a los «vecinos», a todo lo que nos rodea".

5. "Nuestro mundo está afrontando una crisis de refugiados sin precedentes desde los tiempos de la II Guerra Mundial".

6. "En definitiva: queremos seguridad, demos seguridad; queremos vida, demos vida; queremos oportunidades, brindemos oportunidades".


7. "La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo. Esta certeza es la que me ha llevado, desde el principio de mi ministerio, a trabajar en diferentes niveles para solicitar la abolición mundial de la pena de muerte".

8. "El justo uso de los recursos naturales, la aplicación de soluciones tecnológicas y la guía del espíritu emprendedor son parte indispensable de una economía que busca ser moderna pero especialmente solidaria y sustentable".

9. "¿Por qué las armas letales son vendidas a aquellos que pretenden infligir un sufrimiento indecible sobre los individuos y la sociedad? Tristemente, la respuesta, que todos conocemos, es simplemente por dinero; un dinero impregnado de sangre, y muchas veces desangre inocente. Frente al silencio vergonzoso y cómplice, es nuestro deber afrontar el problema y acabar con el tráfico de armas".



martes, 22 de septiembre de 2015

Papa Francisco llega a Estados Unidos y Twitter le da bienvenida con hashtag y emoticones oficiales

Popemoji fue la app lanzada en la segunda semana de septiembre de 2015 con animaciones GIF y pegatinas del Papa en ocasión de su visita pastoral a los Estados Unidos (para iOS y Android). Los emoticones relacionan la figura del Papa con los lugares más representativos de los Estados Unidos.

En declaraciones recogidas por el famoso portal sobre tecnología y tendencias, Mashable, Evan Wray, cofundador de Swyft Media y quien diseñó los emoji y GIFs para la app, comenta: "Hemos trabajado muy duro para tener su personalidad, emoción y su carismática actitud en cada uno de lo emoji".

Si obtienen una respuesta positiva del público los realizadores tienen pensado ir actualizando los emoticones y GIF para ampliar la oferta y surtido. Por su parte Twitter puso online el mismo día en que Papa Francisco llegaba a Estados Unidos (22 de septiembre de 2015) tres hashtag con emoticones incluidos. Así lo anunciamos en Twitter:

domingo, 20 de septiembre de 2015

Papa Francisco: popular entre el 75% de los neoyorquinos


¿Cuál es la popularidad del Papa en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo? Newsday, News 12 y el Instituto de Investigaciones del Siena College realizaron un sondeo que reveló que el 75% de los neoyorquinos tiene una opinión muy favorable del Papa. El 79% de los entrevistados considera también que el Papa tiene o tendrá un efecto positivo en los pueblos del mundo. Para el 52% de los encuestados el estilo de vida humilde es un factor de valoración positiva.

Según una investigación del grupo demoscópico Gallup, la situación de Nueva York contrasta con la el resto de Estados Unidos, país en el que, en términos generales, según datos de 2015, el Papa goza de un índice de aprobación del 59% (contra el 76% que tenía un año antes, en 2014).

Un Emmy para el Papa Francisco: el máximo galardón de la TV americana va a las manos del Papa


Los Emmy Award son el máximo galardón que se entrega a lo mejor de la televisión de los Estados Unidos. En la edición de 2014 el Emmy en la categoría de "mejor cobertura noticiosa de última hora" fue a parar a la cadena Telemundo por la cobertura que dio de la elección del Papa Francisco. Un año después, el Emmy ha ido a parar a las manos del Santo Padre. ¿Cómo? Se lo ha entregado el equipo de Telemundo que viajaba en el avión que trasladaba al Papa de Roma a Cuba. Lo ha recogido así Rome Reports News Agency (minuto 1,44 en adelante):

sábado, 19 de septiembre de 2015

"No encontré lados oscuros en la vida del Papa", dice el director de la primera película sobre la vida de Papa Francisco


En un artículo reciente («Francisco, el padre Jorge»: llega (ahora sí) al cine la primera película sobre el Papa Francisco) anunciamos el lanzamiento de la primera película sobre la vida del Papa Francisco. La cinta fue presentada a inicios de septiembre de 2015 y está ya en salas de cine en Argentina y España. No se tenían declaraciones de su realizador pero ya hay unas que obtuvo del director la agencia EFE. ¿Y qué ha dicho? Declaró que en la investigación realizada para el guión del filme no encontró "lados oscuros".

jueves, 10 de septiembre de 2015

Inédito: el periódico oficial del Vaticano abre sus páginas a las viñetas... del Papa Francisco


Quien compró la edición semanal en español del periódico oficial del Vaticano correspondiente a la primera semana de septiembre (año XLVII, número 36 (2,430), 4 de septiembre de 2015, p. 15) se llevó una sorpresa: una peculiar viñeta del Papa Francisco. La novedad, por tanto, está no sólo en la incursión de caricaturas en uno de los periódicos que en su longeva historia no las incluía, sino en que, además, esas viñetas tienen como protagonista al Papa.

"A partir de esta edición ilustraremos algunas frases de la encíclica del Papa Francisco con las caricaturas de Carlos Alberto Bachetta", dice la página número 15 de L´Osservatore Romano. ¿Y quién es Bachetta y por qué lo eligieron a él?

Carlos es un viñetista argentino, diseñador de profesión y que, curiosamente, no conoce personalmente al Papa Bergoglio. Meses atrás Bachetta envió al Papa una caricatura a través de un amigo periodista que lo encontraría en Roma (Tito Garabal, del programa “Claves para un mundo mejor”). La viñeta remitida, de suyo, refleja a los que colaboran en el programa de Tito Garabal junto al Papa Francisco.

Viñeta remitida por Bachetta al Papa y que, posiblemente, fue la que provocó
el incluirle como caricaturista en L´Osservatore Romano.

Aunque no está precisada una colaboración fija, de momento algunas de las viñetas de Carlos Alberto Bachetta acompañarán a textos seleccionados procedentes de la encíclica Laudato Si que irán en sucesivas ediciones de L´Osservatore Romano

sábado, 5 de septiembre de 2015

«Francisco, el padre Jorge»: llega (ahora sí) al cine la primera película sobre el Papa Francisco. Vea aquí el tráiler


En septiembre de 2013 se anunció el inicio del rodaje de lo que sería la primera película sobre la vida del Papa Francisco (véase: «A Priest’s Tale»: película sobre el Papa Francisco a la pantalla grande en marzo de 2014). Dos años después la cinta al fin llega al cine (en salas a partir del 10 de septiembre de 2015).

Basada en la obra Francisco. Vida y revolución de la periodista argentina, radicada en Roma, Elisabetta Piqué, «Francisco, el padre Jorge» cuenta con un elenco conformador por Darío Grandinetti (en el papel de Bergoglio de adulto), Gabriel Gallichio (en el papel de Bergoglio de joven), Leonor Manso, Laura Novoa, Silvia Abascal y Leticia Bredice, entre otros.

La película ha sido rodada en Argentina, Italia y España y es una co-producción hispano-argentina de las productoras Pampa Films-Gloriamundi.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Papa Francisco está aprendiendo inglés: sale a la luz un video que lo muestra


Es sabido que, a diferencia de otros papás, Francisco no es políglota. Conoce bien el español y ha ido mejorando cada vez mejor su italiano. Aunque vivió y estudió por un tiempo en Alemania, no consta que domine la lengua. No habla el inglés.

El tema de los idiomas en un Papa no es algo secundario considerando que se trata de un Papa católico, es decir, universal. Ante la proximidad de la visita del Santo Padre a un país de habla inglesa (Estados Unidos) hay al menos una evidencia de que el Vicario de Cristo está aprendiendo inglés: en la audiencia virtual que Francisco concedió a grupos de católicos americanos hay un momento en que el Papa entra en diálogo con una niña y se expresa en inglés. El video es este:
Pope Francis asks a bullied Chicago girl to sing for him.(Video credit: APTN)
Posted by The Telegraph on Martes, 1 de septiembre de 2015
No habrá que sorprenderse cuando escuchemos hablar al Papa en inglés en uno de sus discurso en la Unión Americana, ya sea en la ONU o ante el Congreso del país más poderoso del mundo. Por cierto, Benedicto XVI tampoco dominaba el español y lo aprendió, de hecho, cuando ya era Papa. Juan Pablo II, políglota consumado, aprendía la lengua del país que visitaba. 

martes, 1 de septiembre de 2015

El Papa, el perdón del aborto según la prensa y la mano tendida a los lefebvristas


Parte del contenido de la carta con la que el Papa Francisco comunica algunos de los beneficios espirituales que los católicos podrán obtener durante el Año Santo Jubilar de la Misericordia (empieza el 8 de diciembre de 2015 y finaliza el 20 de noviembre de 2016) ha terminado en la prensa.

En la carta hay un momento donde el Papa, tras haber reflexionado sobre la gravedad del aborto, anuncia que concede a todos los sacerdotes católicos el permiso para perdonar el pecado de aborto durante el año de la misericordia:
Uno de los graves problemas de nuestro tiempo es, ciertamente, la modificación de la relación con la vida. Una mentalidad muy generalizada que ya ha provocado una pérdida de la debida sensibilidad personal y social hacia la acogida de una nueva vida. Algunos viven el drama del aborto con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Muchos otros, en cambio, incluso viviendo ese momento como una derrota, consideran no tener otro camino por donde ir. Pienso, de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa. Lo sucedido es profundamente injusto; sin embargo, sólo el hecho de comprenderlo en su verdad puede consentir no perder la esperanza. El perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido, sobre todo cuando con corazón sincero se acerca al Sacramento de la Confesión para obtener la reconciliación con el Padre. También por este motivo he decidido conceder a todos los sacerdotes para el Año jubilar, no obstante cualquier cuestión contraria, la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón piden por ello perdón. Los sacerdotes se deben preparar para esta gran tarea sabiendo conjugar palabras de genuina acogida con una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido, e indicar un itinerario de conversión verdadera para llegar a acoger el auténtico y generoso perdón del Padre que todo lo renueva con su presencia.
No han sido pocos los medios que han reducido la carta a este campo o que simplemente han tergiversado el sentido de este permiso puntual, dando pie a equívocos. Uno de los diarios de mayor penetración en Latinoamérica, por ejemplo, titulaba así: «El Papa concede el perdón a las mujeres que hayan abortado» (El País 01.09.2015). Dichas así las cosas la impresión es que el perdón lo da el Papa y que ya estaría dado por lo que no haría falta hacer algo más. El londinense The Guardian va incluso más allá al afirmar: "Francisco dice a los sacerdotes que perdonen a las mujeres que tienen abortos. El Pontífice anula a los tradicionalistas dentro de la iglesia católica, antes de que el Vaticano aclare que no aprueba el aborto". En la misma línea va AFP: "Papa concede el perdón a católicas que hayan abortado" o el periódico El Mundo: "El Papa permite que se absuelva del aborto a las mujeres que lo hayan practicado durante el jubileo".


Quien conoce mínimamente la doctrina de la Iglesia sabe que uno de los sacramentos es el de la confesión y que en ella el penitente confiesa sus pecados pidiendo el perdón de Dios por medio del sacerdote. Siendo el aborto un pecado que supone la ex comunión no todo sacerdote tiene las facultades para absolver de él. Sin embargo, como algo extraordinario, el Papa Francisco concede este permiso a todos los sacerdotes católicos durante el tiempo que dura el año de la misericordia. Por tanto, para que el perdón de Dios cobre efecto, quienes hayan incurrido en este pecado (no sólo las mamás, también quienes colaboraron directamente en el aborto –médicos, pareja que orilló, apoyó o pagó el aborto, papás que dieron su consentimiento, etc.), deben acudir al sacramento de la reconciliación.

Otra parte de la carta del Papa da un permiso de no poco valor considerando el estado de comunión imperfecta que la Fraternidad San Pío X (mejor conocidos como lefebvristas) tienen con la Iglesia católica. Considerando la sensibilidad de algunos católicos y habiendo escuchado el parecer de algunos obispos, el Papa llega a dar este otro permiso:
"[…] establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados"
De ordinario, aunque los sacerdotes lefebvristas lo son válidamente, dada su situación canónica y el modo ilícito en que fueron ordenados, no deberían administrar los sacramentos a los católicos en plena comunión con la Iglesia católica. Sobre esta determinación del Papa se ha pronunciado el órgano oficial de comunicación de la fraternidad en los siguientes términos:
La Fraternidad San Pío X toma conocimiento, por la prensa, de las disposiciones que el Papa Francisco ha establecido con ocasión del próximo Año Santo. En el último párrafo de su carta dirigida, el 1° de septiembre de 2015, a Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el Santo Padre escribe: “Por una disposición mía establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados.” 
La Fraternidad San Pío X expresa su agradecimiento al Soberano Pontífice por este gesto paternal. En el ministerio del sacramento de la penitencia, ella siempre se ha apoyado, con absoluta certeza, en la jurisdicción extraordinaria que confieren las Normae generales del Código de Derecho Canónico. Con ocasión de este Año Santo, el Papa Francisco quiere que todos los fieles que desean confesarse con los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X puedan hacerlo sin ser importunados. 
En este año de conversión, los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X procurarán ejercer con renovada generosidad su ministerio en el confesionario, siguiendo el ejemplo de dedicación infatigable que el santo Cura de Ars dio a todos los sacerdotes.
Como se puede advertir, el perdón del pecado de aborto no es al que induce pensar cierta prensa simplificadora y sí es, en cambio, un gesto de mano tendida no sólo a pecadores sino también a quienes pueden regresar al seno de la Iglesia católica.

lunes, 31 de agosto de 2015

Primera audiencia virtual del Papa Francisco (para estadounidenses. Gestionada y publicitada con bombo y platillo por ABC News)


Se había anunciado que, con motivo del Año Santo de la misericordia, el Papa ofrecería algunas audiencias públicas más en el Vaticano. La inmensa mayoría de los miércoles del año el Papa ofrece ordinariamente una audiencia pública en la plaza de san Pedro a la que acuden miles de personas de todas partes del mundo. La tradición se remonta a algunos papas atrás pero Francisco ha impreso algo completamente diferente no sólo por la intención de querer multiplicar esas masivas ocasiones de encuentro sino también por inaugurar un nuevo modo de audiencias públicas: las virtuales.

Como informa la cadena ABC, el Papa Francisco tuvo un encuentro virtual con tres comunidades de católicos residentes en los Estados Unidos: estudiantes de la Cristo Rey Jesuit High School, feligreses de una parroquia en McAllen y voluntarios de programas de pastoral que atienden a personas de la calle en Los Ángeles.

I have never been more humbled by an assignment or more honored to work for ABC News Today we spoke to Pope Francis. #audiencewithpope Please watch our story on Friday ABC 20/20 You don't want to miss it
Posted by Cecilia Vega on Lunes, 31 de agosto de 2015
Para hacer la transmisión, ABC News mandó al Vaticano a uno de sus presentadores estrellas: David Muir. Fue él quien se ocupó de moderar el encuentro que será retransmitido en la Unión Americana como parte de una edición especial del programa de tv "20/20" el 4 de septiembre a las 10 de la noche (también habrá una edición en español).
No es la primera vez que Papa Francisco se vale de las tecnologías de la información y de la comunicación para estar más cerca de las personas: en el pasado ha usado los hangout de Google para algunos eventos o incluso ha enviado mensajes en video a poblaciones lejanas físicamente del Vaticano por medio de YouTube.

viernes, 28 de agosto de 2015

Pareja homosexual escribe al Papa, les responden e instrumentalizan la carta a favor de la cultura gay

Imagen tomada del perfil de Facebook de Francesca Pardi.
Francesca Pardi es una señora italiana que vive con otra señora y con quien cree que forma un matrimonio. Hay niños en esa forma de convivencia y los crían ambas mujeres. Entre otras ocupaciones, Pardi escribe libros mediante los cuales cuenta historias para niños. Esas historias son el medio por el cual inculca en los menores la visión de que las uniones homosexuales son algo "normal". En Italia ha encontrado oposición entre diferentes sectores que no comulgan con que se transmita esa ideología a los niños. Menos cuando los papás de los infantes ni siquiera están de acuerdo.

La señora Pardi escribió al Papa una vez y no recibió respuesta. Volvió a escribir una segunda vez e incluso le mandó los libros de los cuales es autora. Y esta segunda vez le respondieron: no lo hizo el Papa sino uno de los oficiales de la Secretaría de Estado. En no pocos medios de comunicación se ha querido presentar la respuesta como una palmada de apoyo a la ideología del género que coloca al homosexualismo como algo bueno. Para eso se aduce que en la carta de respuesta aparece una bendición del Papa a la causa promovida por Francesca y su pareja.

El vice director de la sala de prensa de la Santa Sede, voz oficial del Papa, ha salido al paso de las tergiversaciones declarando lo siguiente (la traducción del original italiano es mía):
En respuesta a una carta de Francesca Pardi al Santo Padre, en tono educado y respetuoso, la Secretaria de Estado acusó de recibo de la misma carta con un estilo simple y pastoral, precisando a continuación que se trataba de una respuesta privada y, en consecuencia, no destinada a la publicación (cosa que de todos modos pasó).  
De ninguna manera la carta de la Secretaría de Estado entiende avalar comportamiento y enseñanzas que no están en sintonía con el Evangelio, al contrario, invita "a una siempre más prolífera actividad al servicio de las jóvenes generaciones y a la difusión de los auténticos valores humanos y cristianos". La bendición del Papa al final de la carta es a la persona y no a eventuales enseñanzas que no están en línea con la doctrina de la Iglesia sobre la teoría de génder, que no ha cambiado mínimamente, como muchas veces se ha dicho, incluso en fechas recientes el Santo Padre. En consecuencia, está completamente fuera de lugar una instrumentalización del contenido de la carta.
Del comunicado emergen varias cosas que no se están diciendo en la prensa: 1) primero que han publicado la carta cuando se les pidió no hacerlo; 2) que la carta no la escribió el Papa sino uno de sus secretarios, concretamente de la Secretaría de Estado que a donde llega la correspondencia; 3) que es una carta de "acuse de recibo" (o sea, de esas para avisar que se ha recibido la correspondencia enviada); 4) que no avala la ideología del género; 5) que la bendición es para la persona, no para las ideas que la persona promueve y 6) que se está pasando por alto lo que textualmente sí dice la carta: invita a difundir "los auténticos valores humanos y cristianos" (entre los cuales no está el homosexualismo).

Una cosa que no dice el comunicado es que las cartas que la secretaría de Estado envía a nombre del Papa suelen ser cartas modelos mejor conocidas como machotes: es decir, textos que se mandan igual a todos los que escriben y en los cuales sólo suele cambiar el nombre del destinatario. Pero para manipular y hacer creer que el Papa apoya lo que no se pueden decir sólo parcialidades. 

martes, 25 de agosto de 2015

Estudio revela que son minoría los católicos estadounidenses que conocen la encíclica «ecológica» del Papa

Cuando se publicó la encíclica del Papa Francisco a mediados de junio de 2015 mediáticamente se habló de ella como «la encíclica ecológica» y el impacto mundial que tuvo fue indiscutible (véase «Laudato Si: la encíclica 2.0 que se convirtió en trending topic mundial en Twitter», 18.05.2015). Sin embargo, una encuesta realizada por The Associated Press, la Universidad de Yale y el NORC: Centro de Investigación de Asuntos Públicos muestran que los católicos americanos que conocen el pensamiento del Papa en ese campo son minoría.

Apenas el 41% de los católicos de los Estados Unidos conocen la encíclica «Laudato Si». Del total de los católicos estadounidenses el 23% conoce algo acerca de la misma gracias a que escucharon hablar de ella en la misa.


Interrogados sobre si piensan que el calentamiento global es una cuestión moral, sólo el 43% de los católicos americanos respondió que sí. Al menos dos tercios de los católicos creen apropiado que el Papa se posicione sobre el tema del calentamiento global. Por otra parte, tres cuartas partes de los católicos y el 69% de toda la población de la Unión Americana consideran que el cambio climático es un hecho. Sobre las causas del calentamiento, el 46% de los católicos y el 38% de toda la población consideran que se debe a la combinación de la actividad humana y los cambios naturales en el medio ambiente.

La encuesta de AP-NORC muestra también que 62% de los católicos tiene una visión muy favorable del Papa Francisco mientras que a nivel general de toda la población el porcentaje baja a 39% en la misma categoría. El estudio ha aparecido en semanas previas a la visita que realizará el Santo Padre a la Unión Americana, país en el que se ha notado una polarización entre quienes están a su favor o en contra.

jueves, 20 de agosto de 2015

El Papa y las fotos diplomáticamente problemáticas: caso Islas Malvinas


Sucede en todos los eventos públicos en los que el Papa participa y de modo más numeroso en las audiencias que ofrece a multitudes todos los miércoles en el Vaticano: la gente entrega cosas al Papa y se saca -o piden que les saquen- fotos con él. En la del miércoles 19 de agosto de 2015 una persona le entregó a Francisco un cartel con un párrafo que hubiera pasado desapercibido de no ser porque tenía una palabra diplomáticamente candente: Malvinas.

Las Malvinas son unas islas que se encuentran al sur de América, a un lado de Argentina. Los británicos las llaman Islas Flakland y al día de hoy ostentan su soberanía. A esa soberanía se llegó tras una guerra entre Argentina y Gran Bretaña en los años 80´s del siglo pasado. Sobra decir quién perdió en vistas de lo dicho líneas arriba. 

Dado que el Papa Francisco es el argentino con mayor visibilidad mundial al día de hoy es comprensible que algún otro argentino aproveche esa visibilidad para amplificar un tema que no resulta de interés inmediato para el Vaticano en particular y para la Iglesia en general. 

Como sea, las fotos del Papa sosteniendo el cartel que le hizo cargar el activista argentino dieron la vuelta al mundo y han despertado alguna incomodidad diplomática pues al día de hoy el Papa no es un ciudadanos argentino sino el jefe de Estado del país más pequeño del mundo.

Al respecto, el vice-director de la sala de prensa de la Santa Sede ha ofrecido declaraciones que intentan apaciguar los ánimos en ambos lados del Atlántico: "se trata de una foto tomada en el contexto de una audiencia general en la cual muchos fieles ofrecen al Papa muchos objetos para hacerse fotografiar". 

La accesibilidad a la que Papa Francisco tiene habituadas a las personas también tiene algunas inconveniencias de no poca consideración. Ciertamente no es de sabios adjudicar determinada postura al Papa por el sólo hecho de sorpresivamente ser abordado con iniciativas como la que aquí hemos tratado. 

martes, 18 de agosto de 2015

Papa Francisco, los divorciados vueltos a casar y el teléfono descompuesto: acerca de la excomunión que nunca ha sido

Es sabido que durante el verano los sucesos noticiables son más bien escasos. Si a eso se suma el hecho de que el Papa goza de un selectivo eco mediático respecto a cuestiones aparentemente revolucionarias en la Iglesia, el alcance que sus gestos o palabras tienen en un periodo de escasez informativa tiene un especial impacto global.

Sucedió con lo que dijo en la audiencia general del 5 de agosto de 2015 en el Vaticano: la mayoría de los medios de comunicación seleccionó adecuadamente la frase pronunciada en referencia a los divorciados vueltos a casas y amplificó su eco: "... estas personas no están de hecho excomulgadas: ¡no están excomulgadas! Y no deben ser tratadas como tales: ellas forman siempre parte de la Iglesia".

El modo en que dichas palabras fueron transmitidas parecía suponer una novedad en el mundo de la doctrina católica. La realidad es más bien diversa pues los divorciados nunca han estado excomulgados por el simple hecho de estar divorciado e incluso por el supuesto de, además, estar vueltos a unir con otra persona que no sea su cónyuge. Esto lo explican muy bien algunos invitados al noticiero Hechos de TV Azteca, México:



No hay ningún documento oficial de la Iglesia que diga que los divorciados vueltos a casar están excomulgados: más bien la Iglesia ha mostrado una creciente sensibilidad pastoral para atender a esta tipología de personas. Además del Catecismo de la Iglesia Católica y las intervenciones de san Juan Pablo II o Benedicto XVI en esa misma linea cada vez es más frecuente encontrar una mejor atención pastoral en este ámbito.

Acerca de lo que dijo el Papa Francisco puede resultar de interés también este video de la audiencia general de ese día: